Proveedores, temas legales y plataformas de pago

Sigo con la tanda de posts sobre cómo montar una tienda online. Os recuerdo que el primero es Empezando a plantear el proyecto: el estudio de mercado.

Llegamos hoy a una de las partes más duras de este parto, el Tourmalet del montar una tienda online. Básicamente, sin esta parte resuelta, poco podrás hacer para tirar adelante tu proyecto con éxito.

No estoy hablando de los temas legales y plataformas de pago, que también, si no de nuestros amigos los proveedores. Sin proveedores no hay negocio. Y sin proveedores que dejen un buen margen, no hay beneficio.

¿Qué tengo que evaluar cuando busco un proveedor?

Hay varios aspectos, te diré cuáles son los que yo valoro más:

  • Variedad en el catálogo: que tenga un buen catálogo de productos, te interesa que tenga cuantos más mejor para poderle hacer compras más grandes
  • Stock: que tenga siempre stock de todo o, como mínimo, que tarde poco en conseguirlo
  • Calidad de los productos: ten en cuenta que los productos tengan calidad, que sean originales y no imitaciones, que el transportista del proveedor no sea un manazas que rompe cosas cuanto entrega…
  • Estabilidad financiera: si quieres que ese proveedor dure, lo mejor es que intentes hacerte con un informe suyo a través de alguna de las webs online que los proporcionan. ¡No querrás que cierre y te deje colgado!
  • Proximidad: eso lo valoro mucho, cuanto más cerca le tengas, mejor. Si tienes que ir a reunirte con él, quieres ver sus instalaciones, tienes que ir a recoger algo… cuanto más cerca esté, mejor
  • Precio: que te deje un buen precio al que puedas añadirle tu margen y seguir siendo competitivo con la competencia
  • Seriedad: que no te deje colgado, que sea un profesional serio
  • Pagos: que te deje fraccionar los pagos o, como mínimo, pagar a 30/60/90 días
  • Software de gestión: que tenga un software que te permita saber en tiempo real su stock y fluctuaciones en los precios. Esencial
  • Que ofrezca descuentos por volumen: tanto te compro, tanto me descuentas

¿Y cómo encuentras al proveedor ideal? Para empezar NO puedes depender de un solo proveedor. Ni es sano ni es futurible. Busca varios proveedores, no te quedes nunca con uno, busca alternativas incluso para los mismos productos porque tanto el stock de un proveedor puede fallar.

El buen proveedor se encuentra buscando y testeando. Por desgracia, solo hay una manera de saber si es bueno o no haciendo su trabajo y es trabajar con él. El día a día te dirá si es con quien te tienes que casar o no.

Los temas legales, los grandes olvidados de una tienda online

Ya en febrero de 2013 escribí este post en mi blog sobre este tema y la cosa no ha hecho más que ir a peor en este tema. Cada vez hay más webs que salen online sin aspectos legales claros o, peor, ¡copiando los textos legales de otra web!

Los aspectos legales de una web no puedes o, mejor dicho, no debes hacerlos tú jamás. ¿Irías a juicio ejerciendo como tu propio abogado? No. Nadie en su sano juicio lo haría porque no conoces la ley, no es tu especialidad. Lo mismo pasa con los textos legales.

Mucha gente cree que puede copiar los textos de otra web y cambiar el nombre de la persona de contacto y ya. Vamos a ver, estás escribiendo un texto que supone un acuerdo legal entre 2 partes para una compra venta y cesión de datos, ¿cómo vas a copiar ese texto sin saber si es legal lo que estás dejando por escrito? La inconsciencia ha hecho que haya webs que se hayan comido las devoluciones con clientes enteras porque copiaron las condiciones de compra de Zara. Sí, así de fuerte.

Lo que debes tener en cuenta y redactar con un abogado:

  • Condiciones generales de la tienda
  • Condiciones de venta
  • Política de privacidad
  • Política de cookies

Es importante que tengas en cuenta cosas que te podrán parecer menores pero que pueden traerte un problema. Las cookies son una de ellas. Todos los sistemas de tienda online usan cookies (sí, Prestashop usa cookies), Google Analytics usa cookies, Remarketing de Adwords usa cookies (y son heavy cookies, por lo que hay que especificarlo), el Remarketing de Twitter y de Facebook usan heavy cookies

Otro tema a tener en cuenta: alta de la base de datos en la Agencia de Protección de Datos para poder tener en regla la web conforme a la Ley de Protección de Datos.

Y, por favor, especifica muy, muy y muy claramente la política de devoluciones, los plazos de entrega y las formas de pago con sus comisiones (si es que las vas a poner).

Y, ya puestos, no olvides darte de alta como autónomo e informarte si lo que vas a vender requiere darte de alta en algún epígrafe específico y si requiere recargo de equivalencia (un 5%). Eso te irá muy bien para hacer los números. En el caso de mis ecommerce de cuerdas de guitarras y la nueva tienda de flautas online (ambas hechas con Prestashop), tengo recargo de equivalencia, lo cual implica de cara a hacer los números que:

  • No me devuelven el IVA
  • El IVA de las ventas me lo quedo yo
  • Tengo que añadir un 5% (que pago) a todo lo que compro

Y eso es esencial para la numerología y para el cálculo del coste por adquisición.

Plataformas de pago

Hay cuatro aspectos esenciales de cara a elegir una buena plataforma de pago:

  • Variedad
  • Adecuación a tu público y a la zona geográfica
  • Seguridad
  • Comisiones que te clavan

Con variedad me refiero a que no puedes tener una tienda online con una sola alternativa de pago. A ver, poder, puedes, pero no te lo recomiendo para nada. Por orden, las que más se utilizan en España son tarjeta de crédito, Paypal, reembolso y transferencia bancaria.

Hay productos que son más de pagarse con tarjeta y Paypal y otros por transferencia o reembolso. Pero no solo eso, también hay que adaptar esas formas de pago al público y a la zona geográfica. La gente más mayor no sabe ni qué es Paypal (no todos, pero muchos) y puede que no se fíen de pagar con tarjeta. Pero sí querrán pagar con transferencia bancaria. O con reembolso, ya que le verán la cara a la persona a la que le darán el dinero.

Hay soluciones paraguas que ofrecen esa adecuación y flexibilidad, no solo por poder ofrecer muchas soluciones de pago diferentes, sino también para adecuarlas geográficamente. Adyen, Multi Safe Pay o Stripe son alternativas para adecuar la forma de pago al país al que vas a vender.

Y, para finalizar, las comisiones. Ai, las comisiones… si no sabes qué comisiones te van a cobrar por cada venta, no puedes calcular bien el margen por cada venta ya que deberás tener en cuenta qué porcentaje de lo que se paga se va a quedar el banco o Paypal o la empresa de logística por el cobro contra reembolso. Aquí también deberás decidir si esa comisión se la imputas al cliente o no, que te recomendaría que no. Cuantos menos frenos le pongas, mejor.

Y por hoy ya es suficiente, en el próximo capítulo hablaremos sobre desarrollo de la idea de negocio y el desarrollo la tienda sobre Prestashop :)

¡Recibe artículos como este en tu correo!

Recibe consejos y las últimas noticias sobre e-commerce directamente en tu correo electrónico. Suscribirme

ShareTweet about this on TwitterShare on Google+0

Leer 5 comentarios

Acerca de Kate Robinson

Originally from the Pacific Northwest, Kate Robinson has spent over a decade as a writer, editor and translator in Paris. She got her start in publishing actual print books before taking the leap to the web. When she's not sharing ecommerce advice with the PrestaShop community, she's writing about craft beer and trying to climb mountains.


Comentarios (5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>